Viaje Sudáfrica con niños

En esta aventura de viaje a Sudáfrica con niños vais a contemplar paisajes únicos y diversos que harán estremecer a toda la familia. Os divertiréis mucho interactuando con numerosos animales, desde focas, pingüinos a elefantes. Explorareis el encanto de la viva Ciudad del Cabo, tanto por sus magníficas playas como su emblemático muelle, parques y mercados. No os perderéis una visita al histórico Cabo de Buena Esperanza ni a las ballenas de Hermanus. Pero como Sudáfrica nos ofrece una riqueza singular también disfrutareis de safaris adaptados a vuestra familia en el famoso Parque Nacional Kruger, donde veréis a leones, búfalos y rinos con los mejores rangers. A la vez que disfrutareis de un relajante baño en una piscina privada mientras vuestros hijos juegan en el divertido parque de tirolinas del Kids Club.

¿Por qué viajar a Sudáfrica con niños?

Viviréis experiencias únicas…

… seleccionadas para disfrutar al máximo

  • Pernoctaréis en lodges de lujo singulares aptos para familias.
  • Realizaréis safaris con niños donde veréis de cerca “The big 5” (león, búfalo, leopardo, elefante y rinoceronte)
  • ¡Practicaréis kayak con focas!
  • Os bañareis con pingüinos (o si preferís mejor ver los pinguïnos también se puede ;-))
  • Iréis a las mejores playas de Sudáfrica y Ciudad del Cabo
  • Visitareis Ciudad del Cabo para niños con su Acuario de los Dos Océanos
  • Seguridad ante todo, vais a estar en zonas controladas libre de Malaria.
  • Podréis caminar entre las copas de los árboles en un precioso jardín botánico
  • Veréis ballenas saltando por la costa
  • Subiréis en funicular a la Table Mountain para tener las mejores vistas de Ciudad del Cabo
  • Disfrutareis de una gastronomía excelente y variada, tanto en la ciudad como en los Lodges de lujo.
  • Vuestros hijos disfrutarán de un Kids Club donde aprenderán mucho sobre la selva sudafricana mientras juegan con total supervisión.
  • Por último viajar a un país tan único y diverso como Sudáfrica va a ampliar la mente, la cultura y los recuerdos inolvidables de toda la familia, ¡un recuerdo familiar único!

Alojamientos Seleccionados

Cada viaje es a medida y personalizado

Diseñamos este viaje para una familia con dos hijos, uno de ellos con 4 años. Buscamos alojamiento Family-friendly, donde se aceptan a niños de cualquier edad y además tienen instalaciones y actividades destinadas para los más pequeños. Y como también pensamos en los padres buscamos un Lodge con todos los servicios necesarios para que los padres pudieran tener su momento de calma en medio de una fascinante naturaleza.

Días recomendados

10-15 días

Época recomendada

Julio a Septiembre 

Precio

Desde 4.000 EUR por persona

Detalle del viaje a Sudáfrica con niños.

El viaje a Sudáfrica se puede hacer en coche 4x4 con sistema navegación GPS. Y con nuestro dossier de viaje personalizado, viajará con toda la seguridad y claridad de tener todo organizado, además de viajar a su aire y a su ritmo, porque como hemos dicho cada familia es diferente y tiene sus propios tempos. No obstante, si prefiere Next Destinium se encarga de todos los transfers de un sitio a otro, sin que se tenga que preocupar por llegar o no al destino, tan solo de disfrutar el viaje con su familia.

Imperdibles. Qué ver y hacer en Ciudad del Cabo con niños. 

  • Visitar el Casco antiguo de Ciudad del Cabo
  • The Company’s Garden y el mercado de Green Market Square
  • Visitar el gran centro comercial de Victoria & Alfred en el muelle del Water front
  • Subir con funicular al monte de Table Mountain
  • Kirstenbosch National Botanic Garden
  • Broncearse en las playas de Hout Bay
  • Ir a Hermanus y ver las ballenas saltando
  • Ver pinguinos en Simons Town

Esta sugerencia de viaje a Sudáfrica con niños está creada por nuestros consultores especialistas en viajes a Sudáfrica. Para crear tu viaje a medida perfecto, contacta con nuestro consultor especialista en viajes a Sudáfrica.

Imperdibles. Que ver y hacer en Ciudad del Cabo.

Si viajamos a Sudáfrica en familia no podemos perdernos esta magnífica ciudad … ¿Por qué? Ciudad del Cabo es una de las ciudades más versátiles del mundo, con una cultura diversa y tolerante, con una amplia oferta de actividades que enamoran cada día a personas de cualquier edad y, sobre todo, con una biodiversidad envidiable. Es el hábitat de cientos de especies endémicas que están severamente restringidas o amenazadas, y esta enorme diversidad de especies se debe principalmente a la convergencia de varios tipos diferentes de suelos y microclimas. Se sitúa en un enclave privilegiado entre el océano y las montañas y cuenta con el punto más meridional de África, es una de las ciudades más extensas del país, pero sin embargo su densidad demográfica es bastante baja. Además, destaca por su excelente materia prima y una gastronomía que sorprende hasta al viajero más exigente.

Es curioso destacar que en el año 2014 Ciudad del Cabo fue nombrada el mejor destino para viajar por el ‘American New York Times’ y el ‘British Daily Telegraph’. Al ser la capital de la Provincia Occidental del Cabo, así como la sede del Parlamento Nacional, ha dado lugar a mayores ingresos y al crecimiento de las industrias relacionadas con el gobierno.

¿Cómo viajar por Ciudad del Cabo? Esta es una ciudad que cuenta con muchos lugares impresionantes por descubrir, así que hacerlo por cuenta propia con un vehículo alquilado es una buena opción, ya que tienes la oportunidad de no perderte ningún rincón y viajar con total libertad, creando tu propia ruta día a día. No obstante, hay muchísimas empresas especializadas en tours privados en los cuales un guía te recoge a tu hotel y te lleva a ver todos esos sitios que no puedes perderte, y como es un experto en la zona, te explica todas las curiosidades sobre lo que estas visitando. Son dos maneras de viajar diferentes pero que ambas aportan algo positivo en el viaje. Entonces, ¿Cuáles son los lugares y que actividades no nos podemos perder en Ciudad del Cabo?

En Next Destinium hemos creado una lista de los TOP 10 con los imprescindibles:

  1. The Company’s Garden y la Green Market Square: El centro de la ciudad

El Jardín de la Compañía es un parque ubicado en el centro de Ciudad del Cabo que fue creado originalmente en la década de 1650 por los primeros colonos europeos de la región y por lo tanto tiene árboles botánicos históricamente valiosos, estatuas y monumentos históricos. Pasear por los caminos verdes de este parque aporta al viajero un momento de tranquilidad en medio de la ciudad, es ideal para familias.

¿Y qué mejor manera que visitar un mercado para vivir de cerca el arte y la cultura de un país? Pues no nos podemos perder el mercado situado en la plaza histórica Green Market Square, donde encontramos fruta fresa y alimentos de temporada, ropa y complementos coloridos, objetos artesanales y arte tradicional, muchísimos souvenirs y curiosidades para llevar-nos a casa un buen recuerdo.

También recomendamos pasear por la Long Street, una calle famosa que actualmente se considera el centro de la cultura bohemia de Ciudad del Cabo, ya que cuenta con muchas tiendas de libros, varios restaurantes étnicos y bares, así que exhibe una cultura diversificada que atrae a turistas de todo el mundo. Arquitectónicamente se destaca por sus edificios victorianos de estilo colonial con balcones de hierro forjado.

En el centro de la ciudad también destaca la Strand Street, una de las calles principales del distrito central de negocios, o El Castillo de Buena Esperanza, un monumento construido en el siglo 17 que tiene un gran valor y proporciona al viajero que lo visita un poco de cultura histórica sobre esta ciudad.

  1. V & A Water front zone: el Puerto y la noria

La zona de Victoria & Alfred es uno de los destinos más visitados y está situado en el puerto más antiguo del hemisferio sur, con la icónica Montaña de la Mesa como fondo y amplias vistas del océano. Tiene todo lo que se puede ofrecer, desde propiedades residenciales, hoteles de 5 estrellas, distritos comerciales, y como no, muchos restaurantes variados que se adaptaran a los gustos de los más pequeños. También hay instalaciones de ocio y entretenimiento como una noria y un acuario, dos atracciones que no os podéis perder con vuestros hijos. Es un espacio privilegiado donde se puede andar con total tranquilidad, y donde Next Destinium alojamos a nuestros clientes, así cuando tienen unas horas libres pueden pasear por esta magnífica zona.

  1. Table Mountain: el funicular y sus vistas

La Montaña de la Mesa es uno de los símbolos más representativos de la Ciudad del Cabo, y básicamente es una montaña con una cima plana de 3 km de punta a punta, su forma plana es como si fuera una mesa, y de ahí proviene el nombre. Forma parte del Parque Nacional Montaña de la Mesa y es una importante atracción turística a la que muchos visitantes acceden usando un teleférico o haciendo excursión para llegar a la cima, que ofrece unas vistas de la ciudad y del océano impresionantes, aproximadamente a 302 m sobre el nivel del mar. Y no os lo perdáis… ¡Los nuevos funiculares rotan 360 grados para ofrecer una vista panorámica de la ciudad! La estación de funicular de la cima ofrece miradores, tiendas de curiosidades, un restaurante y caminos peatonales de varias longitudes.

También encontramos el Pico del Diablo (Duiwelspiek) al este de la montaña, y la Cabeza de León (Leeukop) al oeste.  Es curioso destacar que en año 2011, fue declarada una de las ganadoras del concurso de las Siete maravillas naturales del mundo.

 4. Kirstembosh National Botanic Garden: el Jardín Botánico de Sudáfrica

Este Jardín Botánico es considerado de los más bonitos del mundo y es un lugar que no te puedes perder si visitas Ciudad del Cabo. Cuenta con una gran extensión, concretamente con 528 hectáreas, la mayor parte de estas (470 hectáreas) son de vegetación natural de la zona y 58 hectáreas son de jardines acondicionados. En este jardín botánico hace un especial hincapié en las plantas del territorio surafricano y de la fauna indígena, incluidas aves, mamíferos, reptiles, ranas e insectos. Kirstenbosch se encuentra junto al Parque Nacional Table Mountain, y ambos forman parte del Área Protegida de la Región Florística del Cabo, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2004.

Se puede explorar a través de cinco senderos de diferentes niveles de dificultad, que combinan la parte salvaje y los jardines acondicionados, no obstante, todos los caminos están bien mantenidos, registrados y señalizados, perfectos para visitar con toda la familia. Incluso hay zonas adaptadas para personas con movilidad recudida.

¿Y en esta Jardín Botánico que podemos ver? Pues hay mucha variedad, desde jardines de fragancias a jardines acuáticos, jardines con plantas medicinales a jardines de esculturas, de jardines para conciertos a el famoso Boomslang (serpiente de árbol) un puente que se abre camino a través de las copas de los árboles. Es una pasarela elevada de 130m de largo y que eleva a los visitantes a 12m sobre el suelo ofreciendo espectaculares vistas panorámicas de las montañas circundantes y los jardines, una experiencia que emociona a los más pequeños.

  1. Playas de False Bay: Las casitas multicolores

False Bay es una bahía que se adentra en la Ciudad del Cabo y cuenta con muchísimas playas famosas de la ciudad, y aunque hay un desarrollo urbano en la costa (mayoritariamente residencial) gran parte de la costa se mantiene salvaje y virgen. Una de las playas más bonitas cuenta con unas adorables casitas de colores a pie de playa que crean una imagen de postal colorida típica de la cultura sudafricana.

  1. Hermanus y las ballenas: un espectáculo de la naturaleza

Las ballenas son una de las criaturas más misteriosas y hermosas del océano, y muchas personas viajan cientos de kilómetros con la esperanza de descubrir a una de estas criaturas gentiles. Los niños, como amantes de los animales que son, no pueden perderse la oportunidad de ver a ballenas des de cerca. Enclavada entre la montaña y el mar, la pintoresca aldea de Hermanus ha sido calificada por el World Wildlife Fund (WWF) como uno de los doce mejores lugares para observar ballenas en el mundo, y es a menudo considerada como el corazón de la ruta de las ballenas. Este pueblo de pescadores parece de cuento es uno de los destinos más impresionantes del Cabo Occidental y se complementa con una variedad de excelentes restaurantes, galerías de arte, boutiques y más.

De hecho, Hermanus debe ser considerado el hogar oficial de la ballena franca austral, ya que cada año las ballenas francas australes llegan en gran número para reproducirse, dar a luz y divertirse en el mar. Por este motivo se celebrará el Festival de la Ballena (del 27 al 29 de septiembre de 2019), donde más de 150.000 personas van a presenciar este espectáculo natural. Otras especies de ballenas que se pueden ver son las ballenas jorobadas y de Bryde, así como los pingüinos africanos, focas y si eres muy afortunado, delfines. Los paseos en bote para avistar ballenas en Hermanus lo llevan mar adentro para acercarse aún más a estas increíbles criaturas.

  1. Pinguinos en Simon’s Town: La playa Boulders

Esta es una playa y una parada turística popular debido a una colonia de pingüinos africanos que se establecieron allí en 1982. Estos divertidos y adorables animales no miden más de 70 cm, pesan unos 6 kg y actualmente están en peligro de extinción. Viven libremente en esta playa, si los visitáis os harán vivir un montón de anécdotas y habréis visto otro de los animales considerados “The Marine Big 5” (ballenas, delfines, tiburones, focas y pingüinos). Sin duda vuestros hijos se enamorarán de estos simpáticos animales. Esta playa protegida se encuentra cerca de la localidad de Simon’s Town, un pueblo de pescadores con mucho encanto gracias a sus muchas casas victorianas y monumentos coloniales.

  1. Cabo de Buena Esperanza: el extremo del mundo

En Next Destinium no podemos diseñar un viaje a Sudáfrica sin una visita al famoso Cabo de Buena Esperanza, porque tiene un significado y una atmósfera única muy potente, representa el extremo de un país, pero también de un continente y del mundo. Entonces es uno de los extremos más meridionales del continente africano, sin embargo, el punto donde realmente se unen el océano Atlántico y el Índico es el Cabo Agujas, que se encuentra más al sur pasado Hermanus.

Destacamos que la reserva del cabo de Buena Esperanza está inscrita en el Patrimonio Mundial de la UNESCO. El faro fue construido en el 1860 a más de 260 metros por encima del nivel del mar y se encuentra a 45 minutos andando aproximadamente, una excursión apta para todas las edades. Consideramos que es una visita obligatoria, ya que una vez llegues tus esfuerzos se van a recompensar con una increíble vista panorámica de 360º y una sensación única y mágica de estar a un extremo del mundo.

Durante el camino también se puede disfrutar de una flora endémica y única, así como una fauna que incluyen todo tipo de aves marinas, avestruces, antílopes, pequeños mamíferos, incluso los famosos babuinos, animales peligrosos por lo que se recomienda evitar todo contacto por seguridad. Cerca de el letrero del Cabo se encuentra la playa de Dias Beach, a la que se puede acceder andando.

  1. Chapmans Peak: paisajes de película

Chapman’s Peak es el nombre de una montaña de Ciudad del Cabo que cae abruptamente en forma de acantilado durante cientos de metros en el Océano Atlántico donde justamente se construyó en 1915 una carretera espectacular, conocida como Chapman’s Peak Drive, que abraza la cara casi vertical de la montaña y que une Hout Bay con Noordhoek. Esta carretera se cerró en la década de 1990, después de que un desprendimiento de rocas, pero se reabrió después de haber sido rediseñada en 2005, como carretera de pago.

Chapman’s Peak Drive es conocida cariñosamente por los lugareños como Chappies y es una ruta muy popular para también para excursionistas y ciclistas, y por suerte, hay un montón de paradas de picnic en el camino para aquellos que realmente quieren saborear la vista a través de la bahía. El viaje forma un tramo icónico que es conocido por ser el lugar utilizado por numerosas marcas de coches para filmar sus anuncios ya que se dice que es uno de los trayectos en coche más bellos del mundo.

  1. Robben Island: la isla de las focas y de Mandela

La Isla de Roben se sitúa a 7 km de la costa de Ciudad del Cabo y su nombre en neerlandés significa ‘isla de las focas’, otro nombre por la que es conocida.

Esta isla tiene una historia un poco triste pero muy interesante que aporta al viajero un poco de historia sobre lo que ha vivido la sociedad de Ciudad del Cabo recientemente (y no tan recientemente), pues desde hace 4 siglos que se ha utilizado para el aislamiento de ciertos grupos de personas, prisioneros principalmente políticos. Su fama actual viene por haber sido donde estuvieron detenidos prisioneros políticos del régimen del apartheid, entre los cuales destaca Nelson Mandela. Por este motivo la isla se ha convertido en un destino popular entre los turistas y está gestionada por Robben Island Museum, que opera el sitio como un museo viviente. Cada año, miles de visitantes toman el ferry desde Victoria & Alfred Waterfront para ir a recorrer la isla y sus atractivos como el cementerio, la cantera Bluestone, los búnkeres del ejército y la prisión de máxima seguridad, incluida la celda de Nelson Mandela. Robben Island es Patrimonio de la Humanidad de Sudáfrica, así como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Recomendamos visitar esta isla cuando vamos a Ciudad del Cabo con niños de una cierta edad, es decir, si tienen más de 12 años aproximadamente, ya que es una visita cultural enriquecedora pero poco pensada para ir con niños pequeños.

Donde hacer un safari en Sudáfrica: la importancia de las zonas Malaria free y Family-friendly

Después de pasar unos días inolvidables disfrutando de la diversidad de Ciudad del Cabo el viaje continúa. Es el momento de realizar un Safari y conocer a los “Big Five” (leones, elefantes, búfalos, guepardos, rinocerontes) en todo su esplendor, fotografiarlos y aprender más sobre estos majestuosos animales.  

Sudáfrica es el hogar de los mejores destinos de vida silvestre del mundo, es mucho más segura y más fácil de recorrer de lo que parece, pero hay un problema de salud que puede determinar su elección de destino: la Malaria. Esta es una enfermedad transmitida a los humanos a través de la picadura de un mosquito Anopheles hembra, así que la malaria es un peligro real y presente en muchas partes de África tropical y subtropical, especialmente durante y justo después de las estaciones de lluvia. Esto es un ejemplo de porque nos hemos de documentar muy bien antes de visitar un país nuevo.

La buena noticia es que en Next Destinium todos nuestros destinos de safari son destinos libres de malaria, donde esta enfermedad está controlada y por lo tanto no corremos ningún riesgo de contraerla. Nuestro objetivo es que el viaje sean unas relajantes vacaciones donde nuestros clientes no tengan que estar constantemente preocupados por las picaduras de los mosquitos. La importancia de las zonas Malaria free augmenta cuando hacemos un viaje con niños, ya que, como padres que somos, entendemos que la seguridad de nuestros hijos es primordial. Además, para viajeros como las mujeres embarazadas que no desean los riesgos para la salud asociados a los medicamentos contra la malaria , estos destinos de safari son ideales y seguros.

Otro punto a tener en cuenta a la hora de decidir donde hacer un safari en Sudáfrica son las reservas llamas Family-Friendly. Estas reservas estan adaptadas para todos los miembros de la familia y lo más importante, aceptan a niños de todas las edades, pues en la mayoría de las reservas no es así, los niños deben tener una edad mínima para poder acceder. En Next Destinium nos aseguramos de que todos los miembros de vuestra familia estén bienvenidos y que, además, haya instalaciones y actividades destinadas para los más pequeños, para que la diversión y la tranquilidad hagan de este viaje un recuerdo mágico.

En Sudáfrica hay muchas reservas donde realizar un safari pero con diferencia el destino más famoso es la zona del Parque Nacional Kruger, que se encuentra al noreste del país y tiene unas dimensiones impresionantes, concretamente ocupa 20.000 kilómetros cuadrados, así que es una de las reservas de safaris más grande de África, y también de las más antiguas. Kruger se convirtió en el primer parque nacional de Sudáfrica en 1926 y las áreas del parque fueron protegidas contra la caza furtiva por primera vez por el gobierno de la República de Sudáfrica en 1898. Lo más interesante de este parque es que los animales viven con libre transito por todo el territorio, aunque dentro del parque haya muchas reservas distintas, no hay ballas que impidan que los animales vayan donde quieran ir.

Es muy importante saber que, aunque esta zona sea pública y esté controlada por el gobierno, también cuenta con numerosas reservas privadas que llevan muchos años haciendo safaris y creando experiencias privadas muy bien valoradas por los viajeros. En Next Destinium recomendamos totalmente alojarse en una reserva privada por diferentes motivos. Con un ranger experto que se conoce el parque como la palma de su mano vas a ver a muchos más animales que por tu cuenta. Los rangers de las reservas privadas tienen el permiso para salirse de los caminos y carreteras marcadas para adentrarse en la vegetación y explorar todas las zonas, en cambio eso no sucede en la parte pública, debes esperar a que crucen la carretera para verlos. En las reservas privadas sí el animal no viene a ti, tu vas al animal cueste lo que cueste, así que se abarca mucho más territorio. La comodidad, la seguridad y la calidad de la comida se dispara cuando te alojas en una reserva privada, algo que no ocurre en la parte pública, pues en la zona privada los alojamientos son de 4 o 5 estrellas y ofertan pensión completa para que vivas una experiencia de safari completa sin preocupaciones. La atención es 24 horas y la hospitalidad inigualable, y eso se percibe desde el primer momento y en cada detalle que preparan para ti y tu familia. Otro factor a tener en cuenta es que en la parte pública se suele concentrar un gran número de visitantes, tanto los que duermen dentro del parque como los que van a pasar el día, si por ejemplo encuentras unos leones en la carretera de repente se concentran más vehículos para ver-los. En cambio en las reservas privadas los rangers te llevan a zonas que no estan masificadas, donde realmente sientes la esencia de África.

¿Qué significa irse de safari? Descripción de un día entero viviendo un safari con niños en Sudáfrica

El concepto ir de safari es muy genérico, ya que dependiendo del objetivo del viajero unos safaris se adaptarán mejor que otros, no es lo mismo querer realizar un safari fotográfico que un safari normal con niños. No obstante, en cualquier reserva siempre se realizan dos increíbles safaris al día de unas 3 horas cada uno, a primera hora cuando los animales están más activos y otro al final del día, con la puesta del sol. paseos en vehículos 4×4 en búsqueda de los evasivos animales nunca son iguales ya que siempre hemos de tener presente el factor sorpresa, nunca se sabe lo que deparará cada salida .

En una reserva el día empieza muy temprano cuando todavía es oscuro, es hora de ponerse en marcha, pero antes te ofrecen un pequeño tentempié para salir del Lodge con energía. Una vez subidos al coche el conductor y un ranger experto os llevan por los lugares recónditos más extremos. Al viajar con niños siempre es interesante que el ranger sea especialista en tratar a niños de todas las edades para que lo que explique sea divertido y ameno sin dejar de ser didáctico. En este primer safari te adentras en la selva surafricana con una ilusión especial, ya que es el momento en que sientes de verdad que estas en África, y sientes toda la energía salvaje y majestuosa que transmite. Si has tenido suerte has podido ver a una manada de elefantes, a jirafas desayunando de los arboles más altos y a leonas poniéndose en acción para ir a cazar.

Después del safari diurno os espera un gran desayudo y una mañana de relax y diversión en la piscina del Lodge. Incluso tus hijos pueden ir al Kids Club para hacer actividades y manualidades con otros niños del Lodge, y con la tranquilidad de saber que estan en buenas manos puedes disfrutar de todos los servicios que ofrece el Lodge, incluso de un masaje. No te das cuenta de que ya es la hora de la comida, y del té de la tarde, así que habiendo recargado la energía os preparáis para el Safari nocturno.

El cielo se empieza a teñir de naranja y te obliga a tener los ojos bien abiertos y vuestras cámaras listas, es el momento de retratar una foto de postal de la que te sentirás orgulloso de por vida. En el safari nocturno tendrás la oportunidad de ver a más animales. Por ejemplo, si por la mañana no has podido ver al búfalo, el ranger experto os llevará donde estos animales abundan más, pensad que su objetivo es que disfrutéis al máximo y no dejéis de ver a ningún animal.

Al volver al Logde os espera una cena riquísima que de seguro cogeréis con mucha hambre. Después volveréis a vuestra suite a disfrutar de la tranquilidad de la noche y sobre todo a descansar, pues todas las emociones fuertes vividas durante el día os han dejado rendidos.

Además, os animamos a participar en los llamados Bush Walks que se organizan diariamente en las reservas, pues en Next Destinium creemos que caminar por la selva brinda la oportunidad de experimentar África desde el suelo, en las manos seguras de su guía profesional. En estas caminatas lo llevan a lugares inaccesibles para los vehículos, lo que le permite experimentar e interactuar con su entorno de una manera más completa, permite que nos fijemos en los detalles y en animales más pequeños. Lo más importante es que las caminatas también pueden ser muy divertidas: jugar al detective para probar y determinar qué criatura podría haber hecho las huellas en la arena es una experiencia emocionante.

 

Diseña tu viaje

Indícanos cómo te gusta viajar y en breve un consultor especialista en viajes a medida te contactará personalmente

Viaje a Medida
Los campos con asterisco (*) son obligatorios.
Sending

×